El Mejor de Todos los Regalos

Existen épocas o días establecidos para hacer regalos, no voy a centrarme en eso. Sino en un regalo que pocas veces se da en los tiempos que corren.

Estamos programados para comprar en ciertas épocas y es posible ver a millones de personas atestar supermercados, centros comerciales buscando “el regalo perfecto”. Pero en realidad ¿necesitamos eso que recibimos? algunas veces si, en otras no. Pero llega después otra época y vuelve el hámster a la rueda.

Entre tanta maratón de compra, olvidamos el propósito de regalar; si, regalamos porque esa persona nos importa, la queremos y quizás hasta la amemos. Pero hemos tenido que trabajar tanto para poder regalarle ese costoso regalo que quizás nos olvidemos de verle, de enviarle una nota o mensaje muy bien escrito, no una cadena de mensajes que quizás ya recibió 100 veces.

Llevo simplificando mi vida desde 2011, y he notado que cuando regalo cosas sencillas pero bien pensadas, he podido ver más caras de felicidad, incluso una que otra lagrimilla emotiva. Eso vale más que cualquier cosa material.

 

Algunos ejemplos:

  • Un café mientras charlamos largo rato.
  • Un par de canciones con mi guitarra en una reunión de amigos.
  • Una tarjeta bien seleccionada para enamorar a mi esposa.
  • Una palabra de estímulo en medio de una mala racha.
  • Y hay más formas, descúbrelas por favor.

 

Pero de todo lo que podemos regalar hay algo que de veras es el mejor de todos los regalos, quiero ilustrarlo así; Benjamín Franklin dijo: “¿Amas a la vida?  Pues no pierdas el tiempo, porque de eso está hecha la vida”, Si, el mejor regalo que puedes dar es regalar tu tiempo, porque estas dando de ti mismo, tus hijos no necesitan la última consola de videojuegos, tampoco el ultimo celular, te necesitan a ti,  ahí con ellos, no lejos en una oficina mientras haces horas extra para comprar quien sabe qué. Cuando sean adultos te agradecerán el tiempo que pasaste con ellos, no la cantidad de dinero que les diste.

Una amistad no está hecha de regalos sino de momentos, “un amigo verdadero ama en todo tiempo” dice un libro muy antiguo y de gran sabiduría, estar al lado de tus amigos cuando de veras te necesitan marca la diferencia entre un amigo verdadero y uno que no lo es.

Para concluir quiero agradecer a los lectores y lectoras que se toman un momento y me escriben al correo o twitter para darme ánimos; gracias, esas palabras me motivan a seguir adelante.

 

Puedes leer un poco más aquí:

Nuestro tiempo aquí es corto

¿Por qué Lucho con mi Tendencia Egoísta?

5 Maneras Simples de Hacer Feliz a Alguien

Compra tiempo

Porque la Familia lo Vale

 

Feliz Día 🙂