Que No te Vendan la Felicidad

 

La publicidad es increíblemente sutil, son capaces de venderte arena en el desierto.

 

Sin embargo comprar cosas innecesarias nunca te hará realmente feliz, tampoco consumir comida con un sabor agradable pero que está destruyéndote por dentro, para que después compres la medicina que venden en los mismos anuncios de las mega hamburguesas.

 

No te engañes, la felicidad no viene en una botella, tampoco en un automóvil y menos en un lujoso piso en medio de una zona exclusiva. Solo son calmantes para la ansiedad, la soledad, y la depresión de una vida consumista.

Es mejor tratar el problema de frente. Como me gusta decirme a mí mismo y a las personas que me rodean: Al toro bravo tienes que agarrarlo por los cuernos. Lo que quiero decir es que el problema no está en comprar y comprar, hay un vacío ahí dentro que a veces lo queremos llenar con posesiones, una vez que las tienes notas que no hay cambio y tratas de tener más con el objetivo que tal vez en algún momento te sientas feliz.

 

Hay mucho material respecto a la felicidad y muchísimos estudios que demuestran que las posesiones materiales te hacen feliz cuando no tienes las cosas básicas:

  • Un hogar
  • Ropa
  • Calzado
  • Comida
  • Agua

 

Después de satisfacer estas necesidades básicas no eres más feliz al comprar más, quizás unas horas o unos cuantos días pero luego desaparece la sensación de felicidad. Solo puedes comprar felicidad pasajera con por ejemplo:

 

  • Un nuevo móvil
  • Ropa nueva
  • Comida chatarra
  • Placeres momentáneos
  • Un nuevo coche o casa

 

Voy a comentarte algunas cosas que he aprendido a lo largo de ver, leer y experimentar cosas relacionadas con la felicidad, prueba alguna y ve si te hace más feliz o no.

 

  1. Tener Verdaderos Amigos

Ayer alguien me dijo: es mejor tener amigos que tener dinero. Y es tremendamente cierto, cuando tienes dinero te sobran “amigos”, incluso pretendientes, pero cuando pasas una crisis te dejan y ahí aparecen los verdaderos amigos, esos que están dispuesto a ir hasta el fin del mundo para darte una mano. Busca esa clase de amigos, y cuando los encuentres sé también tú un buen amigo y veras cuanta felicidad surge de esa amistad hasta en los momentos más bajos de tu vida.

 

  1. Haz de Tu Vida Algo Apasionante

He hablado de ello largo y tendido en el blog, incluso escribí una entrada al respecto, clic aquí para leerla. En resumen puedo decirte que si todos los días te levantas y te arrastras a un lugar que odias y pasas 8, 10 o 12 horas haciendo algo que detestas solo porque te da dinero, realmente será difícil que seas feliz. Crea un plan sea para convertir tu trabajo en algo apasionante o empieza a buscar un trabajo que realmente disfrutes haciéndolo aunque ganes menos dinero, serás una persona muy feliz.

 

  1. Haz Voluntariado

Hay muchas formas de hacerlo, pero hazlo porque quieres ayudar, no para irte a tomar un selfie y alardear que eres una persona “altruista”. No, el voluntario ve una necesidad y su corazón le indica que es necesario apoyar esa causa. En el mundo hay mucho sufrimiento y ayudar a las personas u otros seres vivos te hace ver que tus problemas no son nada, finalmente veras que el que recibe ayuda no solo es el necesitado, tú también recibirás mucho de maneras muy inesperadas, hasta que no lo pruebas no lo vives.

 

  1. Exprésate

Todos tenemos necesidad de expresarnos, lamentablemente muchos hoy día creen que pintar, hacer fotos, cantar, escribir, bailar, dibujar o practicar cualquier forma de expresión es una pérdida de tiempo. Por experiencia propia sé que cuando salgo con mi guitarra y canto ante un público, escribo una entrada del blog o salgo con mi cámara a tomar fotos, estoy expresando lo que siento de manera sana, me quito el estrés sin causar daño a nadie, comparto mi ser mediante la música, la escritura y la fotografía. Si aún no has descubierto cuáles son tus dotes deberías hacer un viaje interno de autodescubrimiento tal vez por ahí este el próximo Picasso o quizás el siguiente Einstein, no lo sé. ¿Lo sabes tú?….

 

Te deseo sinceramente que encuentre toda la felicidad que mereces.

 

Si aun no lo haz leído te recomiendo mi libro gratuito:

El Pequeño Libro Para Hacer Tu Vida Sencilla

 

 

Feliz Día 🙂

Foto: Romain Toornier 

 

La Rueda del Hámster

 

En medio de tanta tecnología, y con muchísimos avances industriales, la humanidad no avanza, al contrario, retrocede.

 

Retrocede porque cada vez la gente trabaja más horas en muchos casos para cubrir sus necesidades básicas, pero en muchos otros la gente dedica diez o doce horas al día por el simple hecho de ganar más, acumular más para trabajar más.

 

Muchos más están dispuestos a trabajar siete días a la semana, durante más de sesenta horas lo cual les impide tomar descansos del trabajo, eso se asemeja mucho a la rueda del hámster, una rueda sin fin, donde corres, corres y corres tratando de alcanzar algo y después otra cosa y otra cosa.

Ir por la vida corriendo y trabajando tratando de acumular posesiones, dinero o prestigio es una rueda sin fin, siempre habrá algo nuevo que adquirir, siempre habrá personas con más dinero que tú y la fama y el prestigio que se ve por los medios no es más que una cortina de humo que va y viene.

Cuando descubrí que el sistema está diseñado para explotar a las masas y así poder esclavizarte a un trabajo y fijar un precio diferente para cada uno, ejemplo:

  • Cambiar tu vehículo cada año
  • Mudarte periódicamente a casas más lujosas
  • Incrementar tu cuenta de ahorros
  • Comprar más electrodomésticos
  • Adquirir los productos tecnológicos más nuevos

Muchas personas están dispuestas a sacrificar su salud, su familia y su dignidad a cambio de mantener su fuente de ingresos y seguir corriendo en la rueda sin fin del trabajo sin sentido y el consumismo.

 

¿Y cómo se supone que puedas bajarte de esa rueda y comenzar a vivir?

La respuesta no es sencilla, pero trabajar en algo que realmente te apasione es el comienzo y luego encontrar formas para disfrutar de la vida sin necesidad de gastar todo lo que ganes o peor vivir endeudado, lo que te obliga a tomar cualquier trabajo, hacer horas extra y correr en la rueda del hámster.

 

¿Y tú, estás en la rueda?

 

Lectura Recomendada: No Robot

 

Feliz Día 🙂

Foto: frankieleon

 

Sé un Buen Guerrero

 

La vida es una sucesión de eventos inesperados, ahí radica la belleza oculta de la misma.

 

Lamentablemente muchas personas no aceptan esta verdad y tratan de que las cosas salgan exactamente como las han planeado, y estrellarse con la cruda realidad es una de las sensaciones más dura de la vida.

 

Por otra parte hoy día existe una tendencia cada vez mayor al egoísmo, a que todo el mundo quiere sobresalir a toda costa, no importando si su superación necesita hacer daño a otras personas.

 

Y ahí estas tú,  y estoy yo, en medio de tanto caos. ¿Cómo se supone que puedes salir adelante con tantas dificultades y tantas personas tratando de hundirte? No tengo todas las respuestas pero en las últimas semanas he reflexionado al respecto y una idea quedo en mi mente grabada a fuego: Sé un Buen Guerrero.

 

Aparte de que mi apellido sea Guerrero, se vienen a mi mente personas que fueron pacificas pero que no por eso permitieron que sus aspiraciones se quedaran olvidadas, o que los demás fuesen los que decidiesen su futuro. No, ellos fueron verdaderos Guerreros, estuvieron dispuestos a hacer enormes esfuerzos con el fin de alcanzar sus metas y las lograron luchando. Pero luchando bien, no buscando atajitos al éxito mediante humillaciones, estafas, engaños o sobornos. Fueron buenos Guerreros porque se mantuvieron firmes a sus valores, a sus principios y a un código moral, palabras que hoy día significan poco para la sociedad pero que son la diferencia entre un triunfador de verdad y uno que no lo es.

 

Un Buen Guerrero se adapta a las situaciones, no espera que las situaciones se adapten a su plan, reconoce que las cosas no salen siempre como se habían planeado y por eso cuenta con salidas alternativas, cultiva una voluntad de acero y no permite que las ideas retorcidas de los demás hagan mella en su personalidad, reconoce que vale más el bien común que sus propios intereses y por eso siempre contara con amigos inseparables y muy leales dispuestos a apoyarle incondicionalmente.

 

Esa es mi definición de un Buen Guerrero.

 

Ya se marchó

No volverá

Un buen guerrero

No vuelve la vista atrás

Ya se marchó

No volverá

Bajando el río

Soñando con cruzar el mar

(El Guerrero – Enanitos Verdes)

 

 

Lectura Recomendada: Reiventate

 

Feliz Día

Foto: Johan Sisno

 

10 Ironías de Una Vida Consumista

 

En los últimos años en los cuales decidí darle un giro a mi vida he notado un par de cosas curiosas, las cuales pueden darte ideas interesantes en las que pensar.

 

  1. Vivienda

Hay por ahí algunas personas que tienen dos viviendas las cuales no disfrutan porque están trabajando horas extras para comprar la tercera.

  1. Trabajo

Tener un trabajo donde ganes mucho y que prefieras trabajar en tus vacaciones con tal de aumentar tu cuenta bancaria.

  1. Gimnasio

Salir del gimnasio después de hacer una larga sesión de ejercicio, e irse directamente a un atracón de comida chatarra.

  1. Amigos

Reducir tu grupo de amigos, porque has subido de nivel económico. y tener que aguantar a personas toxicas, para quedar bien en tu círculo social.

  1. Objetos

Comprar más cosas “por si acaso las necesitas”.

  1. Ropa

Compras y compras un montón de ropa por el simple hecho que la moda ha cambiado, o porque hay una nueva tendencia.

  1. Televisión

Cambiar cientos de canales por minuto, y pasar horas consumiendo programas de “realidad distorsionada” llenos de sexo, violencia, y cosas sin ningún sentido.

  1. Personajes de entretenimiento

Existen cantantes, modelos, actores y demás, que están ganando millones de dólares a base de hacer tonterías en sus redes sociales y millares de jóvenes compartiendo, comentando e imitando las mismas cosas, demostrando así su falta de originalidad.

  1. Dinero

Parece ser que tener más dinero es lo que la gran mayoría de gente busca para ser feliz, lamentablemente cada vez es más notable que el dinero no trae la felicidad, al contrario: te aleja de la felicidad.

  1. Espacio

Alquilar espacio extra para guardar más cosas, porque al parecer nunca es suficiente.

 

Sé que existen más ironías y espero que las veas cuando surgen, porque es muy fácil caer en el consumismo y convertirse en un títere del sistema económico.

 

Lectura Recomendada: Lo que Nunca Podrás Comprar

 

Feliz Día 🙂

Foto: Frankieleon

 

Cómo Duplicar tus Ingresos Mientras Reduces tus Horas de Trabajo

 

A continuación voy a comentarte mi experiencia, prueba algunas cosas que creas que sean aplicables a tu vida, y gracias por estar pendientes de mi blog, al final hay una nota especial.

 

Lo primero que debes saber es que no tienes por qué renunciar a tu trabajo actual, no, de hecho esa es la base para este cambio,  tienes que convertirte en el mejor empleado posible, algunos ejemplos a continuación:

  • Presentar ideas nuevas
  • Ofrecer técnicas diferentes para obtener más beneficios para tu jefe
  • Hacer más de lo que se te pide
  • Hacer más en menos tiempo
  • Multiplicar tus resultados
  • Estudiar de manera independiente para ser mejor empleado

Esto te servirá para dos cosas:

  1. Es posible que te aumenten el sueldo o recibas un ascenso
  2. Lo normal es que nadie valore tu esfuerzo, pero al menos eso te dará un subidón tremendo a tu autoestima.

 

El Segundo paso es decidir si tu actual lugar de trabajo tiene o no futuro para ti.

Si la respuesta es sí, que bueno sigue avanzando sin sacrificar cosas importantes para ti.

Si la respuesta es no, es tiempo de hacer maletas clandestinas porque tu futuro no está allí.

 

La segunda fue la situación en la que me encontré, continuemos con la historia.

 

Pues al darte perfecta cuenta que tu lugar de trabajo no te dará oportunidad de superación, no debes renunciar, tampoco tomar represalias con tu empleador, al contrario necesitaras más que nunca tu empleo para comenzar a duplicar tus ingresos.

 

El Tercer paso es el auto descubrimiento, tomate un rato a solas y haz una lista con todas las cosas en las que tienes algún talento, no te limites escribiendo, luego comienza a analizar cuales pueden generar ingresos para ti. Tienes que escoger una o dos cosas máximo para comenzar, observa como otras personas ganan dinero haciendo lo que también puedes hacer tu mismo, luego haz un pequeño plan con un presupuesto bajo, incluso puedes prestar equipo a amigos o invitarlos para que te apoyen en emprendimiento.

Dedica tu tiempo libre a trabajar en tu proyecto, prueba unas cuantas semanas y ve si hay una respuesta positiva, y si genera algunos ingresos, sino busca otra opción en la lista de tus talentos.

 

No es un camino fácil pero vale la pena porque un día descubrirás algo que te apasiona, que te genere el doble de lo que ganas en tu actual trabajo, e incluso trabajando menos. Y entonces decidirás si te quedas o te vas.

 

Lectura Recomendada: Comienza Hoy

 

Posdata: Debido a sucesos inesperados mi vida ha dado un giro, y es por ello que no estoy escribiendo en el blog tanto como quisiera, espero retomar mi ritmo de escritura pronto, agradezco que estén en algún lugar lejano del planeta esperando uno de mis escritos, les aprecio mucho.

 

Feliz Día 🙂

Foto: Victor Björkund

Cuando Pierdes las Ganas de Vivir

 

Hace unos pocos días recibí una noticia que me sacudió de pronto: un ex compañero de trabajo se quitó la vida, algo que para mí fue difícil de asimilar y aun ahora me parece increíble.

 

Viajemos a 2012 era mi primer empleo en una oficina de gobierno, no sabía nada de cómo era ese tipo de empleos y ahí le conocí, cerca de mi cubículo se encontraba un señor que me miraba en modo análisis al ver a un novato. Supe desde el principio que era una persona con mucha experiencia, sabía muchas cosas que me ayudaron a desempeñarme y a ser precavido y responsable con lo que hacía, de él aprendí que si quieres que las cosas pasen debes estar muy atento a tu equipo de trabajo y nunca dar por hecho las cosas.

 

Con el paso del tiempo las cosas cambiaron, llegaron nuevos jefes y con ello nuevos retos, pude contar con él para escuchar consejos y mantener mi empleo a pesar de que hubieron despidos masivos. No se rindió y yo tampoco, pasó el tiempo las aguas cambiaron y las cosas parecieron mejorar.

 

En 2016 decido dejar el empleo, él fue uno de los que realmente me ayudo cuando lo necesite. Siempre contaba historias divertidas, trabajaba mucho y disfrutaba lo que hacía, era una buena persona, es por eso y por muchas cosas más que me cuesta aceptar que se haya quitado la vida el mismo.

 

Uno nunca sabe lo que pasa realmente en la mente y el corazón de una persona hasta que ocurren situaciones extremas, ahora que miro atrás recuerdo algunas miradas tristes que salían por segundos, o cuando le sucedían cosas injustas pero él seguía adelante, siempre hacia adelante positivo y con mucho ánimo para él y su equipo y para cualquiera que estuviese pasando una mala racha, ahí estaba para dar un consejo, para ofrecer ayuda practica para salir de un impase, le ofrecía su tiempo a quien lo necesitase a cambio de sentirse satisfecho por brindar una mano amiga.

 

Lamento mucho la decisión que tomó, y no puedo decir que sé por lo que estaba pasando, sin embargo las buenas acciones que hizo no se me olvidaran y todas las lecciones que recibí.

 

Hasta pronto Don Balta.

 

Posdata: Si estás pasando una situación difícil y estás perdiendo las ganas de vivir, habla con alguien, busca ayuda profesional. No estas solo/a.

 

Un Abrazo Fuerte.

Lectura Recomendada: 10 de Mil Maneras de Vivir

 

Foto: Romain Guy

 

Cómo me Cambió la Vida Renunciar a la Tv

 

Quizás te parezca extremo y la verdad es que lo es, los resultados de deshacerte de tu televisión son extremadamente buenos, te cuento con detalle cómo me cambio la vida.

 

Pues hasta el 2010 era como cualquier persona “corriente” que pasaba unas cuatro horas frente a la pantalla, tragándome cientos de anuncios y programas triviales con temas poco o nada interesantes, entonces me di cuenta que la televisión robaba un tercio de mi tiempo durante el día, así que tome la decisión de dejar la televisión de manera paulatina, deje de ver por ver y únicamente veía algunos programas específicos y luego la apagaba.

Paso un año y note que tenía mucho tiempo para mis proyectos, así que en 2011 decidimos con mi esposa renunciar a la televisión, no tenemos televisión y la verdad que seis años después sigo pensando que es una de las mejores decisiones que he tomado en toda mi vida.

 

Enumerare las ventajas que tiene vivir sin televisión en mi vida

 

  1. Tengo tiempo para mí

Debido a que cuento con más tiempo ahora puedo tomarme una tarde o un día libre cuando me siento cansado. Invierto mucho de ese tiempo en mi familia, mi fe y mis amigos.

 

  1. Leo más

La televisión está diseñada para sentarte y dormirte mentalmente con la cara iluminada, sin embargo la lectura obliga a tu cerebro a pensar, a razonar, además que te ayuda a conocer nuevas ideas, te anima a crear nuevos mundos, te lleva a lugares desconocidos e imaginarios. Además que puedes hacer un viaje en el tiempo en cualquier lugar donde te encuentres.

 

  1. Hago Ejercicio

Salgo a correr, salgo en bicicleta de montaña, hago ejercicio en casa.

 

  1. Experimento mayor libertad

¿Conoces la sensación que está llegando cierta hora y no estas tirado/a en el sillón esperando que comiencen tus programas favoritos? Cuando renuncie a la tv, no tenía que correr para estar frente a una pantalla a cierta hora como si se tratara de un robot programado.

 

  1. Ya no hago maratones de tv

Antes pasaba incluso dos días viendo programas de tv, un episodio tras otro, y luego otro y así sucesivamente hasta que era domingo a la media noche y había  desperdiciado todo mi fin de semana.

 

  1. Conocí nuevas opciones

Cuando quiero ver algo que sé que es interesante y que vale la pena, pues lo busco en línea y lo veo sin anuncios publicitarios en mi computadora, si quiero aprender algo nuevo busco tutoriales en YouTube ( en este momento estoy aprendiendo fotografía)

 

  1. Me libere de mucha publicidad

Sería ilógico creer que la televisión es un medio de entretenimiento. No, la televisión trata de vender, vender y vender, tanto en los programas como en los anuncios, te muestran a personas atractivas, “exitosas” usando cierta marca de ropa, o cierta fragancia que supuestamente te hará igual de atractivo/o, no es cierto, todo se fabrica en china en condiciones infrahumanas para que las grandes corporaciones hagan a más y más dinero a costa tuya.

 

Prueba una semana sin televisión y veras que el mundo no se acaba,

más bien que tu vida comienza.

 

Lectura Recomendada: 10 Formas de Conectar con el Mundo Real

 

Feliz Día 🙂

Foto: Leslie Duss