El Poder de Un Cambio

Todos piensan en cambiar el mundo, pero nadie piensa en cambiarse a sí mismo.

– Alexei Tolstoi

 

Recuerdo perfectamente el día que leí el libro: “El Arte de Ser Minimalista”. Y digo el día, porque lo leí en un solo día. Esa fue la semilla que hizo germinar muchos cambios, ese fue el primer cambio decisivo en este proceso…convertirme en minimalista.

Sé que por ahí debes tener algún cambio que quieres hacer, algo que te está causando ansiedad y que sabes que puede tener consecuencias a largo plazo.

La vida cambia, sin embargo no tiene que cambiar de manera negativa, todos podemos cambiar positivamente y ser mejores personas, lo que se necesita es la actitud adecuada, y mucha paciencia para trabajar en ese “yo” mejorado o mejorada.

Además es necesario ser conscientes cuando estamos cambiando,  y ver las cosas positivas que trae el cambio, esas cosas son el combustible para seguir trabajando y continuar cambiando, avanzando hacia una vida con sentido y propósito, con espacio para el amor.

Realmente empezar a deshacerme de las cosas innecesarias tanto en posesiones como en compromisos hizo que viera todo mi potencial, despejó mi casa, mi horario y mi mente.

Entre otras cosas he podido:

  • Ejercitarme todas las semanas y perder 30 libras
  • Dejar las bebidas de cola (Sept. 2014)
  • Dejar los snack chatarra( Sept. 2015)
  • Escribir mi primer libro (Abril 2015)
  • Terminar mi primer cd (Dic 2013)
  • Dejar mi trabajo y trabajar por cuenta propia (Ene. 2016)

 

Al ver la lista me parecen muchos cambios pero no han sido rápidos, fueron lentos, duros y uno a uno.

 

Algo que me ayudo a decidirme por un giro en la forma de abordar la vida fue buscar dentro de mi razones para superarme, entre otras aquí están algunas:

 

  1. Mejorar mi espiritualidad
  2. Pasar más tiempo con mi esposa
  3. Pasar más tiempo con mi familia
  4. Mejorar mi salud
  5. Trabajar en mis talentos
  6. Y vivir plenamente.

 

Al principio no sabia por donde empezar, pero algo que me ayudó fue aprender que no cambiaria de la noche a la mañana, seria lento, muy muy lento, pero siempre pensando en “mi otro yo mejorado”; libre de deudas, de sobrepeso, libre para hacer lo que en verdad amo, no lo que el sistema quiere que haga.

 

El cambio es fácil, si lo ves como un proceso continuo no como una meta superficial.

 

No cambies la salud por la riqueza, ni la libertad por el poder.

– Benjamin Franklin

 

Puedes leer más aquí:

https://tuvidasencilla.com/2015/10/12/motivacion-la-chispa-que-enciende-el-exito/

https://tuvidasencilla.com/2014/10/21/todos-podemos-cambiar/

 

Si les gustó la entrada compártela me sentiría agradecido contigo.

 

Feliz Dia 🙂