Seré Feliz Cuando…

 

Seré feliz cuando alcance ese ascenso.

Seré feliz cuando compre ese auto.

Seré feliz cuando tenga mi primer millón.

Seré feliz cuando me mude a la casa de mis sueños.

Seré feliz cuando…

 

Pareciese que la felicidad está en un futuro lejano todo el tiempo. Pero lo cierto es que cuando se alcanzan esas cosas que buscamos la felicidad obtenida es breve, porque surge algo más que creemos nos hace falta para ser felices.

Cuando somos adolescentes queremos comernos el mundo, obtener todo lo que vende la publicidad y este sistema consumista, así que el/la joven invierten tres, cinco o hasta ocho años para estudiar una carrera que le garantice el éxito y alcanzar todo lo que “necesitan” para ser felices y triunfar en la vida.

Llega la jubilación bastante tarde, cuando tienes más de sesenta y con mucho cansancio y enfermedades acumuladas por el exceso de trabajo, entonces te das cuenta que la felicidad estuvo frente a tus ojos todo el tiempo.

 

La vida es un viaje, aprende a disfrutarlo y serás feliz todo el tiempo y en cualquier parte.

 

Lectura Recomendada: 5 Arrepentimientos Comunes al Morir.

 

Feliz Día 🙂

Foto: Clementine Lessard