Atravesando la Tempestad

Hola, sigo aquí, lamento el tiempo que he pasado sin escribir una nueva entrada, pero estoy seguro que las más de cuatrocientas tienen algunas ideas que les han ayudado un poco, he vuelto porqué creo que es importante seguir adelante con este blog que tanta gente me ha escrito para agradecerme y por ustedes es que he regresado.

Al final de la entrada les comparto un poco de lo que estoy haciendo.

 

Atravesando la Tempestad

No hace falta decirlo, pero todos nos damos cuenta que el mundo se está desmoronando a pedazos. Tú y yo lo sabemos, aunque los líderes mundiales traten de ocultarlo con música basura, entretenimiento dudoso, pantallas sedantes y noticias falsas todo el día.

Ahora, lo importante es cómo seguir adelante sin caer en la desesperanza, como salir adelante en medio de tanta adversidad, llámese:

  • Desempleo
  • Enfermedades crónicas
  • Gente Tóxica
  • Desastres naturales
  • Acoso y Abuso
  • Etc…etc…etc…

 

Quisiera tener una respuesta sencilla pero no la hay. Voy a compartir lo que me ha servido a mí, quien también estuvo arriba del ring de la desesperanza, de la tristeza y de la soledad, no quiero hacerme la victima pero tampoco mi camino ha sido de rosas.

 

“No Tires la Toalla”

Cuando un entrenador ve a su boxeador en malas condiciones tiene la opción de tirar la toalla y así detener el combate, claro que su boxeador sale perdedor. Por eso es que muchos boxeadores al verse mal lo primero que hacen es ver a su entrenador y con esa mirada le dicen “NO TIRES LA TOALLA”, Saben que pueden levantarse, dar un paso y luego otro y seguir luchando, con dolores y cansancio pero saben que deben continuar, que tienen aún mucho por dar.

Haz lo mismo: no te rindas,  no tires la toalla, no te canses de luchar de vivir, que de eso va esta vida, de enfrentarse a los problemas con la frente en alto y la mirada fija.  Como dice Capitán América de “Puedo seguir haciendo esto todo el día”.

 

Aprende de los Errores

Muchos ven los fracasos como algo malo, algo negativo y por eso es que no lo superan nunca, amanecería contándoles los errores grandes que he cometido a lo largo de mi vida, algunos que me acompañan hasta el día de hoy. Pero eso ya pasó, lo único que conservo son las enormes lecciones de vida que he aprendido y a veces veo hacia atrás y me rio, como dice el Joker “La vida es no es una tragedia, es una comedia”.

Aprende a ver el lado positivo de las cosas, aunque durante mucho tiempo no lo hayas visto.

 

Comienza a Trazar la Ruta

Claro en medio de tantas malas situaciones pocas veces nos sentamos unos minutos con nosotros mismos a hacer un balance de la situación y ver cuál es la ruta a seguir en medio del vendaval, pero te digo una cosas, eso es lo más importante, y luego avanzar un paso y dos y si falla seguir ajustando la brújula, esa brújula como la de Jack Sparrow que no apunta al norte, apunta hacia donde está el tesoro, que no tiene por que ser dinero, puede ser: felicidad, salud y paz interior.

 

Y una Cosa Más

Mantente todo el tiempo agradecido:

  • Por este día
  • Por tener un techo
  • Por tener algo que comer
  • Por tener una persona especial
  • Por ver la luz
  • Por escuchar
  • Por sentir
  • ……Por vivir

 

Feliz Dia 🙂

 

Gracias por seguir ahí, quiero mencionarles que me encuentro muy bien, dos de mis emprendimientos han sido un éxito total, lo que me ha llevado a estar un poco alejado del blog.  Estoy haciendo música también, y vivo la vida que siempre he querido, siendo mi propio jefe, incluso un amigo trabaja ciertos días conmigo en uno de mis emprendimientos, no soy rico, pero si tremendamente feliz al lado de mi esposa, mi familia, mis amigos y mis tres perros, molly la cocker spaniel ha vivido más de dos años en ceguera absoluta pero vive una vida 99.99 % normal. Sin embargo creo necesario pasar por aquí más a menudo para seguir aportando mi granito de arena.

Posdata: Un abrazo fuerte a esa persona que me escribió hace dos días y que fue la razón para escribir esta entrada, espero que algo de lo que he dicho te sea de utilidad, y mucho ánimo.

Foto: Fondo Antiguo de la Biblioteca de la Universidad de Sevilla